Shawn Young esperaba una llamada de su mamá y su papá para que le hicieran saber que habían llegado a salvo a Italia para pasar sus vacaciones. Pero cuando su padre llamó, fue por una razón diferente e inquietante.

"Estaba desesperado", dice Shawn Young. Su madre, Maggie, había sufrido un aneurisma la mañana siguiente a su primera noche allí. Necesitaba una cirugía de emergencia. En el hospital, su padre recibía rápidamente la información, la mayoría en italiano.

Necesitaba ayuda para tomar decisiones. No estaba seguro de cómo funcionaba su seguro de gastos médicos en otro país. ¿Tendría que pagar todo en efectivo? ¿Cómo podría saber si su esposa estaba recibiendo la atención médica que necesitaba?

Las personas que viajan a otros países no suelen pensar en prepararse para una emergencia médica, dice Kevin Brosnahan, de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de Estados Unidos. Planifican su ausencia de casa al hacer cosas como suspender la entrega del correo. Pero muchos no planifican la posibilidad de enfermarse o lesionarse, dice.

Y los seguros de gastos médicos pueden tener un sistema y una manera diferentes de autorizar y pagar las reclamaciones de otro país. Los asegurados con coberturas de Blue Cross and Blue Shield, como los Young, tienen acceso a Blue Cross Blue Shield Global® Core, un programa de asistencia a nivel mundial que ayuda a gestionar las aprobaciones de atención médica y garantiza el pago de los médicos en otros países.

Por supuesto, los Young tenían preocupaciones que iban más allá de los desafíos financieros y burocráticos para obtener la aprobación de atención médica de Maggie.

Se creía que su aneurisma ponía en peligro su vida. La trasladaron a un hospital de Milán que estaba equipado para realizar cirugías complejas. Su cobertura Blue Cross and Blue Shield le ayudó a coordinar la atención médica y a mantener a la familia informada.

En la tercera semana de Maggie en el hospital, el equipo de Blue Cross Blue Shield Global Core y los coordinadores de atención médica junto con su seguro de gastos médicos colaboraron con los médicos italianos para cubrir sus necesidades después del alta. Buscaron un neurólogo y un neurocirujano en la red de su cobertura para que continúen sus cuidados cuando ella regresara a los Estados Unidos.

Después de casi un mes, los médicos de Maggie en Italia dijeron que era seguro volar de regreso a casa.

"De alguna manera todo esto funcionó", dice Shawn Young. "Mi papá me dijo que no podría haber hecho esto sin que yo los ayudara desde Estados Unidos, pero esto me hizo entender que se necesita un ejército. Se necesita mucha gente para ayudar a alguien a superar algo así".

ícono_zapatoLleve su tarjeta de asegurado.

Si desea obtener ayuda de Blue Cross Blue Shield Global Core, llame al número de Servicio al Cliente que figura en su tarjeta de asegurado. Un especialista en Servicio al Cliente le ayudará a coordinar sus necesidades de atención médica con Blue Cross Blue Shield Global Core. Asegúrese de llevar consigo su tarjeta de asegurado la próxima vez que viaje.