Este artículo está dirigido a asegurados de la cobertura PPO.

Si una persona se enferma o se lesiona de forma repentina, necesita ayuda de inmediato. Pero siempre es importante detenerse un minuto y pensar en el tipo de ayuda y el centro que más conviene.

Hay ciertos problemas de salud inmediatos que deben atenderse en la sala de emergencias. Pero las lesiones o enfermedades menos graves se pueden tratar en un centro de atención médica inmediata.

El listado a continuación es una referencia para ayudarlo a decidir a qué tipo de centro acudir. Si no está del todo seguro, llame a nuestro servicio de enfermería telefónica 24/7 Nurseline al 800-581-0407. Apele a su criterio y siempre llame al 911 en caso de emergencia o cuando la situación supone un riesgo de vida.

Atención médica de emergencia

Acuda a una sala de emergencias para síntomas como:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad respiratoria
  • Hemorragia grave
  • Lesiones en la cabeza
  • Pérdida de la conciencia
  • Pérdida repentina de la visión o visión borrosa
  • Mareos repentinos, una parte del rostro caída o debilidad en un brazo o una pierna
  • Fractura ósea grave
  • Reacciones alérgicas (que ponen en riesgo la vida)
  • Convulsiones
  • Tos o vómitos con sangre
  • Vómitos o diarrea graves o persistentes

Atención médica inmediata

Acuda a un centro de atención médica inmediata si sufre una lesión o enfermedad inesperada que no supone una emergencia pero es lo suficientemente grave como para necesitar ayuda y tratamiento dentro de las 24 horas.

Si cree que debe acudir a un centro de atención médica inmediata, analice la posibilidad de consultar a su médico de cabecera (PCP, en inglés) antes de solicitar tratamiento inmediato. Su médico de cabecera puede recomendarle alguna alternativa de atención médica a domicilio, pedirle que se acerque a su consultorio o sugerirle que vaya a una sala de emergencias.

Acudir a un centro de atención médica inmediata puede ser lo adecuado para síntomas como estos:

  • Quemaduras o lesiones que no revisten riesgo de vida
  • Esguinces y distensiones
  • Dolores de oído
  • Reacciones alérgicas menores
  • Fiebre
  • Síntomas de gripe
  • Sarpullidos u otras irritaciones de la piel
  • Mordeduras de animales y picaduras de insectos
  • Fracturas menos graves
  • Cortes o heridas sin gravedad

Si tiene más dudas, llame sin cargo al número de Servicio al Cliente que figura en su tarjeta de asegurado.