Los vapeadores no son inofensivos. Ese es el mensaje que el  Director General de Salud Pública de los EE. UU.  quiere comunicar con una advertencia reciente de que el vapeo de adolescentes se ha convertido en una epidemia en lo que a la salud respecta.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que vaporizan líquidos. Los dispositivos contienen sustancias químicas y saborizantes, incluso saborizantes aptos para niños como tipos de golosinas y frutas. Y muchos contienen nicotina líquida. El usuario inhala el rocío vaporizado.

Se han vuelto muy populares entre los jóvenes. El uso de vapeadores entre estudiantes de escuela secundaria creció un 78 por ciento entre 2017 y 2018. En 2018, 1 de cada 5 estudiantes secundarios usaba cigarrillos electrónicos. Y el vapeo entre estudiantes de escuela media aumentó un 50 por ciento durante el mismo período. 

Pero muchos jóvenes no conocen los riesgos que están tomando, según Yale Medicine. No creen que los vapeadores sean nocivos, aunque los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, la misma droga adictiva que es común en los cigarrillos. Los estudios muestran que la mayoría de los adolescentes no tienen idea de lo que contienen los cigarrillos electrónicos.

Para empeorar las cosas, una vez que comienzan a usar los productos, algunos informes sugieren que también son más propensos a fumar cigarrillos comunes.

Las ventas de los cigarrillos electrónicos comenzaron en 2007. Desde 2014, se han convertido en el producto de tabaco más usado entre los jóvenes estadounidenses, mientras que el uso de los cigarrillos tradicionales ha disminuido.

Si bien los cigarrillos electrónicos no son tan dañinos como los cigarrillos comunes, no son para nada inofensivos. "El uso de cualquier cigarrillo electrónico entre los jóvenes no es seguro, incluso si no siguen fumando cigarrillos más adelante", afirma el Director General de Salud Pública.

Un peligro oculto

Los cigarrillos electrónicos parecen ser muy tecnológicos, por eso algunos adolescentes no los consideran cigarrillos. Tienen muchas formas y tamaños que no se parecen a los cigarrillos tradicionales y son fáciles de ocultar. Algunos se parecen a una memoria flash USB o a alguna otra forma pequeña. Y no queman, tienen poco humo y no tienen un olor fuerte. Algunos adolescentes hasta usan estos dispositivos en la clase sin que los profesores se den cuenta.

Muchos adolescentes usan el moderno dispositivo llamado JUUL (se pronuncia como "jewel" en inglés), indica el informe del Director General de Salud Pública. Un cartucho para el dispositivo tiene la misma cantidad de nicotina que un paquete de 20 cigarrillos comunes. La Academia Estadounidense de Pediatría  ofrece información sobre los peligros de JUUL y otros cigarrillos electrónicos.

La nicotina es una sustancia altamente adictiva. Usarla a una edad temprana hace que el usuario sea más propenso a volverse adicto a ella. Y eso se debe a que el uso a una edad temprana cambia el cerebro. Y se ha demostrado que la nicotina daña el cerebro en desarrollo del adolescente. Puede provocar problemas de aprendizaje, memoria y atención.

La nicotina también tiene otros riesgos para la salud. Afecta el cerebro, el sistema nervioso y el corazón. Puede elevar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. En grandes dosis, puede provocar una frecuencia cardíaca anormal. Una vez que la nicotina se elimina del cuerpo, este comienza a desearla. Los consumidores dicen que se sienten cansados, enojados o tristes. Con el tiempo, el uso de la nicotina puede provocar problemas de salud graves, incluidas úlceras estomacales y coágulos sanguíneos.

Los padres pueden ayudar

Los padres pueden desempeñar un papel importante para detener la epidemia de esta manera:

  • Conocer los diferentes tipos y formas de los cigarrillos electrónicos.
  • Hablar con sus hijos sobre los peligros de los vapeadores y estar abiertos a escuchar sus preguntas.
  • Hacer que sus hijos hablen con un médico acerca de los peligros.
  • Conocer las reglas de prohibición de tabaco en las escuelas.
  • Evitar el uso de productos de tabaco ellos mismos.
  • Prohibir el uso de tabaco en el hogar y en el auto.

Si quiere ayudar a su adolescente a dejar de vapear,  TeensHealth  sugiere seguir los mismos pasos para dejar el cigarrillo electrónico que para abandonar el consumo de tabaco. Aliente a su hijo adolescente a que siga estos consejos:

  • Planifique abandonar el hábito. Fije una fecha.
  • No se deje tentar. Cuando tenga deseos, dígase a usted mismo que esperar es más fácil que decirse que no.
  • Escriba por qué quiere abandonar el hábito. Tendrá más dinero, se sentirá mejor y muchas otras cosas. Recuerde estos motivos cuando sienta el deseo.
  • Pida ayuda. El apoyo puede marcar la diferencia. Incluso hay grupos de apoyo en línea.
  • No debe exigirse demasiado. Felicítese cada vez que omita usar cigarrillos electrónicos.

icon_ecigAyude a su hijo adolescente a que se detenga antes de comenzar.

Usted puede ayudar a su hijo adolescente para que no use cigarrillos electrónicos. Muchos adolescentes ni siquiera saben que son perjudiciales, por eso empiece a hablar con sus hijos sobre sus peligros. Comience a hablar con su hijo adolescente; 1 de cada 20 alumnos de escuela media ya empezaron a usar vapeadores. Y asegúrese de dar un bien ejemplo al evitar usar usted mismo cigarrillos electrónicos y productos de tabaco. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ofrecen una lista de consejos detallados para ayudar.